martes, 4 de octubre de 2011


Articulo 6:


Es innegable la beneficiosa influencia que ejerce las plantas en nuestro estado de ánimo y bienestar, aunque en muchas ocasiones no seamos tan siquiera conscientes de ello. Las plantas purifican el aire, eliminan la contaminación, mejoran la humedad ambiental y con ello, mejoran nuestra salud transmitiendo una agradable sensación de tranquilidad, frescura y un efecto relajante.


Estudios recientes confirman que cultivar plantas dentro y fuera de casa puede ser la mejor medicina, ya que los beneficios que aportan mejoran tanto el bienestar físico como el mental, a cualquier edad.


El hábito de algunas personas de hablar con sus plantas del mismo modo que lo hacen con sus gatos o perros e interesarse por los distintos estadios de desarrollo de las mismas, son, con toda seguridad, quienes obtendrán los mejores resultados en el cultivo.


Como dato interesante puede decirse que, mientras prosigue las investigaciones científicas sobre si las plantas responden al ser humano o no, en los últimos años se ha establecido que las personas responden positivamente al cuidado de las plantas.


Numerosas e importantes universidades norteamericanas ofrecen grados académicos en terapia hortícola, un tratamiento por el que los pacientes con problemas psíquicos o mentales pueden encontrar cierto alivio al interesarse por las plantas.
Los estudios también han aportado pruebas definitivas en cuanto a que las plantas tienen un efecto beneficioso apreciable sobre las personas y los espacios que habitan. Las personas nos sentimos más relajadas cuando estamos en continuo contacto con plantas vivas.

También se ha probado que las plantas mejoran la calidad el aire; así lo asegura la compañía Wolverton Environmental Services, colaboradora de la NASA, que ha testado el efecto de 12 variedades de plantas de interior sobre el nivel de polución en espacios cerrados. 

Así descubrieron que el Filodendro, la Cinta y el Potho devoran un contaminante residual de los hidrocarburos, y que algunas plantas como la Gerbera y el Crisantemo, limpian el ambiente de benceno (un cancerígeno).

También se publicó un documento sobre cómo las plantas de interior pueden reducir el esfuerzo humano, mejorar la productividad y disminuir el estrés.

Las hojas de las plantas producen iones negativos y dado que los altos niveles de iones negativos son necesarios para la buena salud, un gran número de plantas de interior puede mejorar nuestra salud y la sensación de bienestar.


Este es un buen motivo para no dejar pasar la oportunidad de mejorar nuestra salud colocando unas cuantas plantas en el interior de nuestros hogares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada